Buscar
  • Adrián Garcia

LEGADO

El eco del pasado es la semilla del futuro


Hace 10 años cuando mi cabeza se llenó de extrañas reflexiones referentes a los números y sus cualidades, poco me podía imaginar que estaba destinado a descubrir, el que probablemente sea, el mayor secreto que jamás haya custodiado la humanidad. Poco importa quien soy, o que haya sido yo el que esté, lo importante es el mensaje.


Una vez asumido este punto como cierto, supone cargar con la responsabilidad de esta carga imponente y que puedo aseguraros no fue nada fácil, le siguieron años de investigación intensa para confirmar o refutar el supuesto… y finalmente aparecieron las preguntas. ¿Cómo comunicar a tus semejantes algo que ha estado oculto durante por lo menos los últimos 5.000 años y que sin duda es la raíz del conocimiento universal?¿Por qué me ha tocado llevar una carga tan pesada? ¿Por qué ahora?


La respuesta a la primera pregunta me llevó poco tiempo, enseguida comprendí que un libro era la vía para poder transmitir este conocimiento. Aunque como suele ocurrir pronto me di cuenta que un solo libro se me quedaba pequeño, al escribir cada capítulo lo podría haber expandido hasta convertirlo en un libro completo. Esa sensación me persiguió durante toda la creación de la obra. Así que tuve que agudizar el ingenio para conseguir extraer la esencia más sutil de cada tema y condensarla en los distintos capítulos. Un libro tiene muchas lecturas, cada una de ellas depende del estado de consciencia y de la experiencia acumulada en el momento en que posamos nuestra mirada sobre él, así que aproveche para escribirlo pensando en esos distintas miradas, como un espejo fecundo.


Lo comencé a escribir justo cuando mi madre estaba a punto de cruzar el umbral, le dio el tiempo justo a leer la dedicatoria y la introducción. Al final el libro amaneció simbólicamente el mismo día que nacía mi primer hijo. El 2 de marzo de 2020 en el momento en que mi mujer estaba dando a luz, recibí en mi teléfono móvil el mensaje que el libro estaba listo para que hiciera mi última lectura y diera el visto bueno. Era la señal de que se acababa de cerrar el círculo. La semilla estaba preparada y como no podía ser de otra manera, 12 días después, el 14 de marzo de 2020 llegó una auténtica riada de estiércol en forma de estado de alarma. Debido a la gran cantidad de porquería que nos cubrió, parecía que no salía a la luz la simiente, pero el 17 de noviembre de 2020 la fecha de su lanzamiento, por fin despuntó el primer brote y lo hizo situándose durante la primera semana en la 44ava posición en la lista de los más vendidos en su categoría en Amazon. Fue un buen momento para recordar que las semillas solo germinan en la más completa oscuridad. Así nació la “Revelación de la Unidad”.


La respuesta a la segunda pregunta quizás es obvia, pero a mi me hizo dar mil y una vueltas. Sencillamente estaba en el lugar adecuado, en el momento adecuado y con la disposición adecuada. Eso refuta por completo el mito del “elegido”, pues sencillamente es aquel que mejor encajaba en un momento determinado para llevar a cabo la labor. O como decimos los psicólogos: “yo soy yo y mis circunstancias”, así que parece que ese diálogo entre mi ser más esencial y las circunstancias que lo rodeaban, encajó como semilla plantada en abono para poder nacer de nuevo y como resultado de ese renacimiento dar frutos llegado el momento.


La tercera pregunta presenta una respuesta asociada a la marea de los tiempos. Todo lo que existe en nuestro plano de realidad lleva consigo asociada una doble polaridad, incluso el tiempo. Así que vivimos distintas polaridades en función de la época que nos ha tocado vivir. Lo realmente interesante ocurre cuando de repente aterrizas en un momento de la historia en el que está a punto de producirse un viraje de una polaridad a la otra. Y sí, efectivamente, estás viviendo en uno de esos momentos. Lo que ocurre es que la semilla de este conocimiento se convierte en fruto llegado el momento estival, y se pudre volviendo a su estado de simiente cuando llega el invierno. Ahora vivimos un inicio de primavera prometedor y creo haber elegido un buen terreno para plantar la simiente.


Te invito a descubrir más sobre el libro:

https://www.larevelaciondelaunidad.com/


Ayúdame a fortalecer el proyecto y participar de la difusión en las distintas redes sociales:

https://linktr.ee/adriangarciabona

39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo